Muebles

Habitat ofrece muebles para vivir. Lo que nos mueves es la pasión por el Diseño y el deseo de hacer de tu hogar un lugar cálido y acogedor. Te ofrecemos muebles con una elegancia atemporal apostando por maderas nobles como el roble o el nogal. Escoge entre nuestras mesas y recibe a tus amigos para cenar. También puedes improvisar una velada entorno a una mesa baja . De mármol, madera o metal, hay para todos los gustos. También puedes amueblar tu hogar y guardar tus libros y efectos personales con esmero. Seguro que encuentras lo que buscas en nuestra amplia selección de librerías , de aparadores y de muebles de almacenaje. Con nuestros muebles y nuestras colecciones, Habitat crea para ti interiores únicos. Y, durante las rebajas, disfruta de nuestras promociones en nuestros muebles, nuestro mobiliario de jardín y nuestros muebles de dormitorio. Sin olvidar las ofertas imprescindibles del Black Friday en muebles, dormitorios, almacenajes, aparadores, escritorios, mesas y sillas.

Nuestro consejo para amueblar tu interior

¿Cómo se fabrican los muebles de Habitat?
Nuestras gamas de muebles son creadas y diseñadas por nuestro Studio de Design en París, Francia. Principalmente en roble o en nogal, nuestros muebles están fabricados por ebanistas de todo el mundo. Descubre algunos de nuestros icónicos muebles:

¿Cúales son las medidas correctas para una mesa de comedor?
Redonda, cuadrada o rectangular, cuenta unos 60 cm por comensal para una mesa de comedor . Ten en cuenta también la circulación en el comedor y deja espacio suficiente para las sillas . Para que una persona se siente cómodamente, la mesa debe colocarse a más de 80 cm de la pared.

¿Cómo organizar los espacios con muebles?
Delimita el espacio con un aparador o con estanterías como partición. Para mantener un interior agradable, multiplica las soluciones de almacenaje con muebles con cajones o crea tu propio sistema modular . También puedes optimizar los espacios añadiendo cestos o cajas de almacenaje .

¿Cómo montar una oficina en casa?
Apuesta por la luz natural, colocando tu escritorio cerca de una ventana o equípate con una buena lámpara de despacho . Delimita cuidadosamente tu espacio de trabajo con un papel pintado en la pared o una alfombra en el suelo.